SECUELAS QUE SE DAN TRAS UN ACCIDENTE DE TRÁFICO

Los 3 tipos de secuelas que se dan tras un accidente de tráfico

Publicado por Hospitales / 16 septiembre, 2016

Tras sufrir un accidente de tráfico podemos experimentar un rango muy amplio de lesiones: desde magulladuras o un latigazo cervical, (una de las más frecuentes), hasta lesiones de médula y secuelas psicológicas graves que pueden alterar considerablemente la vida del accidentado tras el siniestro.

El tipo de lesión y su gravedad determinarán la duración y características del tratamiento que debe recibir el paciente, y cada caso es único. Un latigazo cervical, por ejemplo, puede variar mucho de una persona a otra pudiendo ser un dolor que desaparezca en cuestión de días o bien, en los casos más graves, prolongándose a lo largo de los años.

Habitualmente se diferencian dos tipos de lesiones: las leves, que afectan muy poco o de forma temporal a la vida del accidentado, y las graves, que requieren un tratamiento prolongado en el tiempo y trastornan de algún modo la vida del paciente.

 

Secuelas 

Al hablar de secuelas nos referimos por tanto a todos los problemas médicos, dolores o incluso limitaciones que se mantienen tras el proceso de tratamiento y curación de la víctima. Estas secuelas pueden ser tanto físicas como psicológicas y habitualmente requerirán también un tratamiento médico.

Cuando un paciente acude al hospital tras un accidente, los equipos sanitarios trabajarán no solo para curar sus lesiones, sino también para reducir al máximo las posibles secuelas. Después, si quedara alguna, será necesario seguir recibiendo atención médica por tanto tiempo como se prolonguen esas secuelas, y en ese caso será además necesaria la intervención de un perito médico que evalúe los daños puesto que el paciente tendrá derecho a una indemnización según el Baremo de 2016 para accidentes de tráfico.

 

Secuelas más habituales

El Baremo Legal de Tráfico, distingue entre secuelas leves, moderadas y graves y estas a su vez pueden ser físicas o psicológicas. A continuación mostramos algunas de las secuelas más frecuentes que suelen darse en pacientes de accidente de tráfico, todas ellas pueden ser leves, moderadas o graves dependiendo de cada caso.

-Físicas: Las secuelas físicas más habituales son las cervicalgias y las derivadas de fracturas de huesos. Las primeras surgen a consecuencia del latigazo cervical, que se produce por un movimiento brusco de la cabeza al frenar o chocar el vehículo en que viaja la víctima.  Habitualmente se tratan con rehabilitación y fisioterapia, pero en algunos casos más complejos, la recuperación no es completa y, además del dolor, permanecen mareos y vértigos.

En cuanto a las fracturas, éstas son muy frecuentes y no siempre son fracturas sencillas o limpias. En ocasiones hay herida abierta, hueso astillado… y quizá es necesario introducir clavos o prótesis, de manera que quedan secuelas para el paciente.

-Psicológicas: una de las secuelas psicológicas más frecuentes es el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT). Este es un trastorno de ansiedad que puede surgir después de que la persona viva una experiencia traumática le causó terror o impotencia, como un accidente grave.

Si has sufrido un accidente de tráfico con lesiones, en Hospitales Tráfico te ayudamos a encontrar el mejor centro gratuito para tu recuperación. Trabajamos con todas las aseguradoras para que tengas el mejor tratamiento y que no tengas que sufrir listas de espera, los hospitales que podrás encontrar en nuestra web cuentan con grandes profesionales especializados en accidentes de tráfico y no te supondrán ningún coste. Cuéntanos tu caso y te asesoramos gratis y sin compromiso para que tengas la mejor recuperación. te llamamos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR