Lesiones más comunes en atropellos a ciclistas

Publicado por Hospitales / 8 julio, 2016

El uso de la bicicleta en ciudades es cada vez más habitual, pero la convivencia en la calzada entre bicicletas y vehículos de motor hace que el número de accidentes también haya aumentado considerablemente.

Al circular en bicicleta, el ciclista se encuentra muy expuesto, en caso de atropello, su cuerpo absorberá el impacto (contra el suelo el otro vehículo, y la propia bicicleta), y por tanto la probabilidad de sufrir lesiones será siempre muy alta.

Cómo ocurren los atropellos a ciclistas

Los accidentes entre vehículos a motor y bicicletas son muy habituales, lo más frecuentes son:

-Adelantamiento al ciclista sin respetar la distancia de seguridad.

-Alcance trasero del vehículo al ciclista.

-Cierre del paso al ciclista cuando un vehículo gira a la derecha.

-Apertura de puerta de un vehículo aparcado, cuando el ciclista circula por la calzada.

-Atropellos en pasos de peatones.

-Atropellos en carril bici.

En todos ellos el accidente suele ocurrir con el ciclista en movimiento circulando a una cierta velocidad, lo cual agrava consecuencias del accidente.

Lesiones más frecuentes

Las lesiones, en caso de atropello, se pueden producir a causa la caída del ciclista, y su gravedad variará mucho dependiendo de cómo haya sucedido el atropello (atendiendo a la velocidad y tipo de atropello que haya sufrido el ciclista).

-Traumatismos craneoencefálicos y lesiones cerebrales. La frecuencia y gravedad de este tipo de lesiones hace que el uso del casco por parte de los ciclistas sea de vital importancia. El ciclista, al caer, puede golpear su cabeza contra el vehículo o el pavimento quedando, en algunos casos, incapacitada de forma permanente o perdiendo la vida.

 – Lesiones medulares. Una caída aparatosa y el impacto contra el vehículo pueden producir lesiones medulares en la víctima, pudiendo sufrir paraplejia, en el peor de los casos.

Rotura de huesos. Dependiendo del impacto y el tipo tipo de caída, el ciclista está más expuesto a la rotura de unos huesos u otros. Habitualmente ocurren fracturas en clavículas y miembros superiores al tratar de frenar la caída con los brazos, pero también pueden producirse en costillas y miembros inferiores.

Heridas en cara y extremidades y abrasiones de la piel. La caída al suelo de la persona atropellada puede dar lugar a heridas más o menos superficiales (algunas pueden requerir puntos de sutura), además de abrasiones de la piel al deslizarse por el asfalto. Este tipo de heridas, cuando afectan al rostro, pueden derivar en daño estético para el accidentado.

Tras un atropello es importante acudir a un hospital, aunque el impacto y las consecuencias aparentemente sean leves. Aunque la víctima pueda moverse es importante que no intente mover aquellas zonas donde cree que tiene una fractura o, si esta inconsciente, esperar a que sea asistida por los servicios de emergencia.

Si has sufrido un accidente de tráfico con lesiones, en Hospitales Tráfico te ayudamos a encontrar el mejor centro gratuito para tu recuperación. Trabajamos con todas las aseguradoras para que tengas el mejor tratamiento y que no tengas que sufrir listas de espera, los hospitales que podrás encontrar en nuestra web cuentan con grandes profesionales especializados en accidentes de tráfico y no te supondrán ningún coste. Cuéntanos tu caso y te asesoramos gratis y sin compromiso para que tengas la mejor recuperación.

te llamamos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies