LAS TRES LESIONES MÁS COMUNES EN ACCIDENTE DE TRÁFICO

Publicado por Hospitales / 21 abril, 2016

Un accidente de tráfico es una circunstancia imprevisible cuyas consecuencias son difíciles de calcular. A pesar de todo existe una serie de lesiones que se han identificado como frecuentes dentro del contexto de los siniestros en carretera:

Latigazo cervical

 Tras recibir un impacto (un golpe frontal o trasero, un frenazo fuerte…), la cabeza realiza un movimiento brusco hacia delante y hacia atrás que se conoce como latigazo cervical.

Este tipo de movimiento puede producir esguinces, rotura de ligamentos, distensiones y, en los casos más complejos hernias en los discos superiores.

En muchas ocasiones los efectos del latigazo cervical, la cervicalgia (dolor cervical), no se manifiesta inmediatamente y podemos tardar 24h en notar los primeros síntomas: dolor de cuello, vértigos, dolor en las extremidades superiores…

Dependiendo de la gravedad de la cervicalgia será necesario un tipo de tratamiento u otro, en muchos de los casos será recomendable realizar rehabilitación y con frecuencia el proceso de recuperación, hasta la eliminación total de los síntomas será de entre unos 30-90 días.

  Latigazo dorsal o lumbar

El movimiento que realiza la cabeza durante el impacto puede trasladarse a toda la espalda, afectando también a la zona dorsal y/o lumbar y provocando dorsalgia y lumbalgia.

La dorsalgia se identifica con dolor en la zona central de la espalda (que puede desplazarse a uno de los dos lados), que se intensifica en los movimientos de torsión o flexión, al estirar el cuello o levantar los brazos.

En cuanto a la lumbalgia, el dolor se ubica en la zona lumbar,  y puede provocar adormecimiento de las extremidades inferiores. En los casos más complejos la lumbalgia puede provocar protrusiones lumbares (rotura de las fibras más internas del disco).

En todo caso este tipo de lesiones deben ser supervisadas por un médico que pautará el proceso de recuperación y, si fuera necesario, de rehabilitación.

  Fracturas

Son lesiones muy habituales en los accidentes de tráfico. Las hay de muchos tipos, abiertas y cerradas, limpias, con astillamiento del hueso… Dependiendo de cómo sea la fractura el tratamiento y recuperación serán más sencillos o complejos.

Los casos más habituales de fractura son:

 

  • Fractura del peroné: Es una de las lesiones más habituales en los accidentes de circulación. Se produce al recibir la pierna un fuerte impacto o soportar demasiada carga, y puede repercutir en la tibia, generando también una fractura.

 

  • Fractura del esternón: Suele darse en los choques frontales a pesar del uso del cinturón de seguridad. Cuando no surge airbag o no lleva cinturón de seguridad, el pecho del conductor golpea el volante con fuerza

 

  • Fractura femoral: Se produce por el choque contra el habitáculo.

 

  • Fractura de nariz: Por impacto contra el volante o el interior del habitáculo en el caso de los pasajeros.

 

 

Sea cual sea el tipo de lesión debemos tener en cuenta que lo más aconsejable es recibir atención médica especializada en accidentes de tráfico. A través de Hospitales Tráfico podremos elegir el centro que mejor se adapte a nuestras lesiones y necesidades del momento. Una vez en el hospital, el equipo de la Unidad de Atención a Accidentados de Tráfico se encargará de los trámites con la compañía aseguradora, para reducir las preocupaciones y gestiones que debe realizar el paciente, y nos proporcionará atención sanitaria especializada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies