La Algiografía permite diagnosticar cervicalgia

Publicado por Hospitales / 28 abril, 2016

La Algiografía permite diagnosticar cervicalgia con un 98% de fiabilidad

 

Las lesiones cervicales tras accidente de tráfico no siempre son fáciles de diagnosticar, incluso pueden tardar unos días en presentar síntomas. Personas que creen haber salido ilesas de un accidente, pueden notar un día o dos después la sintomatología de la cervicalgia y, si no acudieron al hospital en el momento del accidente, es probable que  la compañía aseguradora del contrario no se haga responsable de los daños.

Barema Valoración ha presentado en Madrid la Algiografia, una prueba médica que sirve para verificar o descartar la existencia de traumatismos menores producidos en la columna cervical en un accidente de tráfico, y que elimina el margen de tiempo que puede pasar entre el accidente y la identificación de la cervicalgia..

La Algiografía es una prueba sencilla y muy fiable, que permite determinar la limitación de la movilidad funcional producida en traumatismos menores de columna, más allá de la información que el lesionado pueda dar sobre la existencia o no de dolor. Esta prueba cuenta con una fiabilidad superior al 98%.

Tras la entrada en vigor del nuevo Baremo para Accidentes de Tráfico, que establece la obligación de verificar este tipo de lesiones, tanto abogados especializados en accidentes de tráfico como aseguradoras, han mostrado su interés en disponer de una herramienta como la Algiografía.

Ángel Peguero, ingeniero del proyecto, explica el procedimiento: «el paciente realiza distintos movimientos  de rotación y flexo extensión con el cuello  que son trasladados a un software mediante un sistema óptico y otro mecánico,  generándose un avatar en 3D». Esta figura «replica los gestos del paciente con una fidelidad superior al 98% certificada por la Universidad de Comillas», lo que aporta información sobre grados y curvas de movilidad

El sistema incorpora un “índice de coherencia» que, según han asegurado los responsables de Barema, “se fundamenta en la identificación, mediante distintos algoritmos, de la naturalidad con la que el paciente ejecuta los movimientos” Si se detecta que el paciente no actúa de una forma espontánea, se emite un dictamen de no colaboración y por tanto, sin posibilidad de valoración médica.

La algiografía debe realizarse al inicio de la lesión y al finalizar tratamiento, y debe estar siempre informada por un médico. Se trata de una prueba totalmente indolora que genera las mismas molestias que cualquier otra exploración en la que se indique al paciente que mueva el cuello hasta el punto en que comience a sentir dolor.

La presentación de esta nueva prueba médica se realizó dentro de la II Jornada Médico-Jurídica del Hospital La Luz, un punto de encuentro entre sanidad y empresas aseguradoras de vehículos, clave a la hora de facilitar al máximo los servicios y procesos por los que debe pasar el lesionado en accidente de tráfico.

Fruto del acercamiento entre aseguradoras y hospitales surgieron las Unidades de Accidentes de Tráfico, que permiten a los pacientes elegir libremente y sin coste, dónde tratarse, y que ya son una realidad. Este servicio se hace especialmente accesible a través de Hospitales Tráfico, que permite a los lesionados en accidente de tráfico elegir libremente el hospital que mejor se adapte a sus necesidades, para acceder a atención médica especializada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies