Informe Pericial de lesiones

Publicado por Hospitales / 17 junio, 2016

Después de sufrir un accidente de tráfico, y siempre que exista desacuerdo con la compañía seguradora en cuanto a la valoración de nuestras lesiones,  debemos obtener un informe forense de lesiones.

No debemos confundir este informe pericial con el informe médico que obtendremos en cualquier centro sanitario tras ser atendidos de nuestras lesiones de tráfico: el informe médico será el primer documento que enviaremos a la compañía para notificar nuestras lesiones, el informe pericial en cambio se enviaría en una segunda fase, si no estuviéramos de acuerdo con la indemnización establecida por la compañía aseguradora. Este documento es esencial a la hora de justificar los daños y secuelas que nos ha producido el accidente, y de él dependerá la valoración que la compañía aseguradora (propia o del contrario), o incluso un juez, hagan de nuestras lesiones y, en última instancia, nuestra indemnización

¿Quién tiene derecho a solicitar un informe forense?

Por ley todas las víctimas de accidentes de tráfico tienen derecho a solicitar, de forma gratuita un informe forense que acredite la magnitud de sus lesiones. Esto supone una gran ventaja para los lesionados en siniestro de tráfico, ya que antes de la despenalización de accidentes de tráfico del pasado 1 de julio de 2015, no tenían derecho a solicitar gratuitamente un informe forense, salvo que en el accidente se hubiese incurrido en algún tipo de delito (alcoholemia, conducción temeraria, etc…)

Habitualmente se suele exigir que el informe pericial de lesiones lo realice un médico distinto del que haya tratado al lesionado, para evitar que pueda estar influenciado por intereses de ningún tipo.

¿Quién realiza el informe forense de lesiones?

El informe forense puede realizarlo un perito médico de la compañía aseguradora, pero el lesionado no está obligado a ser reconocido ni tratado por los servicios médicos de la compañía, (ni los de la propia, ni los de la contraria), pudiendo recurrir libremente a profesionales ajenos a las aseguradoras: peritos médicos particulares o peritos médicos judiciales. Estos últimos son los más objetivos y los mejor valorados por la justicia, por ser ajenos a cualquier tipo de interés, por el contrario es habitual que los peritos de la compañía favorezcan los intereses de ésta a la hora de decidir si las lesiones están estabilizadas y al realizar una valoración de las mismas.

Proceso

Tras un siniestro, en un plazo de hasta tres meses, las compañías aseguradoras deben plantear a los lesionados una propuesta de indemnización, basada en el informe médico que haya realizado el centro sanitario donde se hayan tratado sus lesiones tras el accidente. Si el lesionado no la acepta, puede solicitar una valoración de sus lesiones por parte de los Médicos Forenses del Instituto de Medicina Legal (IML), o de un perito médico de su elección (vinculado a la compañía aseguradora, o un perito independiente), que emitirán un informe imparcial, que será remitido a la compañía aseguradora.

Después de presentar este informe pericial, el perjudicado, en el caso de que siga sin llegar a ningún tipo de acuerdo con la compañía, podrá interponer la demanda judicial correspondiente, en cuyo caso el juez recurrirá de nuevo a ese informe pericial para valorar los daños.

En definitiva el informe pericial de lesiones es un documento esencial a la hora de gestionar la indemnización por accidente, es por ello que desde Hospitales Tráfico recomendamos que este documento sea lo más detallado posible, y esté realizado por un médico imparcial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies