6 Pasos a seguir en caso de atropello

Publicado por Hospitales / 2 junio, 2016

En España se producen en torno a 11.000 atropellos anuales, de los cuales más de 10.000 suceden en zonas urbanas. En un atropello el peatón impacta contra el vehículo sin elementos de protección, es por ello que este tipo de accidente suele provocar graves lesiones, incluso el fallecimiento de la víctima

CULPABLES

Con frecuencia, en caso de atropello la culpa suele caer sobre el conductor. La ley suele amparar al peatón de manera que, por ejemplo, sufrir un atropello cruzando la calle fuera del paso de peatones, no implicaría  la ausencia de culpabilidad por parte del conductor, puesto que si éste tenía visibilidad y espacio suficientes podría haber evitado el atropello.

El conductor sólo quedará liberado de la culpa si puede demostrar que los daños fueron debidos únicamente a la conducta o a la negligencia del perjudicado, o que hubo fuerza mayor extraña a la conducción o al funcionamiento del vehículo (por ejemplo defectos del vehículo, rotura o fallo de piezas o mecanismos…)

La culpa puede recaer sobre el peatón  si por ejemplo éste irrumpe repentinamente en la calzada, sin dar margen de reacción al conductor del vehículo. En este caso el peatón tendrá que responder de los daños que sufra y los que haya provocado a otras personas y bienes y no tendrá derecho a recibir ningún tipo de indemnización por parte del conductor. En este supuesto un seguro de responsabilidad civil específico o el seguro de hogar suelen cubrir estos gastos.

A veces la responsabilidad es compartida, en ese caso los daños se reparten acordando un porcentaje de responsabilidad (que habitualmente suele ser el 50%). Si no hubiera acuerdo, sería un juez quien determinaría la responsabilidad.

CÓMO DEBEMOS ACTUAR EN CASO DE ATROPELLO

A continuación encontrarás 6 pasos a seguir en caso de que seas víctima o testigo de un atropello:

  1.  En primer lugar trataremos de mantener la calma y evitar discusiones. El accidente ya ha ocurrido y no debemos agravarlo.
  2.  Atenderemos a las víctimas y evitaremos que se produzcan más daños (ayudaremos a la víctima a retirarse de la calzada a un lugar seguro –siempre      que las lesiones lo permitan, no debemos mover a la víctima si no puede hacerlo por sí misma- y ayudaremos a señalizar el lugar del accidente).
  3.  Es recomendable llamar a emergencias, de manera que el accidentado recibirá atención médica y traslado al hospital, y la policía realizará un   atestado del siniestro.
  4. Siempre que sea posible, es recomendable recopilar pruebas que posteriormente permitan esclarecer la culpabilidad.
  5. Como víctima de una accidente de tráfico, el peatón tiene derecho a acudirá a la UAT (Unidad de Accidentes de Tráfico), del hospital que elija, ya sea público o privado, donde recibirá atención gratuita y especializada. Siempre es recomendable acudir a un chequeo tras un accidente, aunque en el momento inmediato no seamos capaces de percibir lesiones o molestias de forma evidente. La UAT del hospital se encargará de gestionar todos los trámites administrativos.
  6. Es responsabilidad de la persona accidentada recopilar los informes y documentos (atestado, informes médicos…), que serán necesarios después para tramitar la indemnización.

 

Un atropello puede ser un susto o costar la vida al peatón. Debemos siempre tratar un atropello con extrema delicadeza estableciendo como prioridad el bienestar de los heridos. En Hospitales Tráfico te ayudaremos a elegir el centro hospitalario que mejor se adapte a las necesidades del accidentado, de manera que pueda recibir la mejor atención sanitaria posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies